Por qué debo fidelizar a mis clientes?

A veces nos preguntamos en cuál estrategia deberíamos enfocarnos, si conseguir nuevos clientes o fidelizar clientes.

En qué consiste la fidelización de clientes?

Fidelizamos un cliente cuando logramos que un consumidor que haya adquirido uno (o varios) de nuestros productos o servicios nos compre de manera frecuente, regular, fiel a nuestra marca, producto o servicio.

Si bien es cierto, tanto fidelizar clientes, como conseguir nuevos clientes son de suma importancia para el buen desarrollo y logro de metas de toda empresa, está demostrado que es mucho más rentable fidelizar clientes, esto porque:

  • El cliente fiel no discute calidad ni precio
  • Recomienda nuestro producto o servicio
  • Se reduce la inversión en publicidad ya que el cliente nos conoce.

Estrategias de fidelización:

Cuida a los trabajadores de tu empresa: ellos son los principales embajadores de nuestra marca, y la imagen que se lleva nuestro cliente sobre nuestra marca. Es muy importante tenerlos bien capacitados y motivados para que den lo mejor de sí.

Háblale al cliente por su nombre: lamentablemente hay muchas empresas que se enfocan más en alcanzar las metas en ventas, más que en ver a sus clientes como las personas con anhelos, sueños, motivaciones y aspiraciones en la vida que son. Dentro de las tácticas más sencillas y efectivas que pueden tener beneficios a corto plazo, es cuando estamos en contacto directo con nuestros clientes, tratarlos por su nombre, de manera cordial y respetuosa, haciéndole ver que son sumamente importantes para nosotros y nuestra razón de ser

Valor agregado: ofrecerle a nuestros clientes lo que buscan, e ir un paso más allá y darle algo más que le sea útil, es una muy buena táctica. Para ello debemos conocer profundamente cada uno de los aspectos de nuestros clientes: hobbies, estrato social, estilo de vida, etc., esto para ayudarnos a visualizar cómo nuestro producto o servicio le va a mejorar su calidad de vida, y ofrecerle algo más que no esté esperando (las sorpresas positivas siempre son gratificantes)

Premia la confianza que tienen en tu marca: ofrecer descuentos especiales a clientes VIP, recompensar su fidelidad y hacerles sentir especiales traerán como resultados clientes muy satisfechos.

Usa programas de fidelización: las tarjetas de cliente frecuente, o de ganar puntos y luego cambiarlos por atractivos descuentos, son algunos de los puntos que podrías poner en práctica.

Menciona en tus redes sociales a los clientes más “top”: esto te colocará como una empresa o marca que realmente se interesa por las personas que tienes como clientes. Para ello es muy importante que tus clientes te sigan en las redes sociales en las que estás presente, los identifiques y le des seguimiento a la interacción que tienen con tu marca, producto o servicio. Mencionar a “los clientes top del mes”, los “clientes estrella”, etc, son algunas de las maneras de poner esta estrategia en práctica.

Usa las emociones a tu favor: un mensaje de felicitación en su cumpleaños, o rodear nuestro producto de emociones positivas con las que nuestro cliente se sienta identificado van a ser grandes aliados a tu favor.

Dale mucho seguimiento a los comentarios de tus clientes: debes tener siempre en mente que los clientes son la razón de ser de tu negocio. Si te hacen críticas constructivas, debes hacer lo posible por mejorar tu servicio o producto, si lo que hacen es un buen comentario, siempre debes agradecerlo en público.

Usa la diferenciación a tu favor: usa el poder que tienen las redes sociales para comunicarle a tus clientes las razones que te hacen diferente de tu competencia, por qué es ventajoso que te compren a ti y no a tu competencia.

Fidelizar clientes